Saltear al contenido principal

Viaje por Egipto 2

Sirva esto como ejemplo. Lo que queda fuera de las marcas en rojo, no hay quien lo descifre. Pero para la ciencia ya es un logro. (Es una osadía que yo intente darle una traducción completa, pero a lo mejor acierto: “Las pirámides, ya existentes las reformaron, nuestros hombres con sus propias manos”) ¡Ahí queda eso! ¿¿–??

Pero esta última reconstrucción de la foto nos sirve para aclarar otro mal entendido. Me refiero a un libro que Pier Tallet  y Grégory Moronaud escribieron en 2014 acerca de unos papiros que habían encontrado en el puerto de Wadi el-Jarf, junto al mar rojo. A unos 180 Km. en línea recta, de Giza. Hablan al parecer de un tal Marr como responsable de las piedras. Contiene datos fiscales tales como lo que cobraban los operarios. Lo que comían, o los alimentos que llevaban. Desde hace poco tiempo, se exhibe en el museo del Cairo. Son 16 páginas de las 30 que dicen haber encontrado. Le faltan muchos trozos. Y las otras desechadas porque no se saca nada. Dicen que datan de 4.500 años. (¿Creen que un papiro se conserva tantos años a la intemperie, sin estar en una vasija hermética; y todo arrugado como si fuera el envoltorio del bocadillo? ¿Una lámina hecha de vegetal aunque se le haya extraído toda el agua? ¿Y qué hacían tan lejos del lugar de los hechos? El nuevo ministro de antigüedades; El Anadi, dice que esto muestra que todavía hay mucho que descubrir del antiguo Egipto. (Ahí le doy la razón. Aunque no por este hallazgo.) Con esa antigüedad tratan de colocarlo en la 4ª dinastía. En la época de Keops. De quien dicen ser el constructor de la gran pirámide. Entre estos papiros se encontró el relato de un capataz llamado Merer (El amado). (Qué raro que a un capataz de obras del antiguo Egipto –esos del látigo- le llamaran el amado.) que parce ser que estaba al mando de 40 hombres encargados de transportar piedras de máxima calidad para el revestimiento de la pirámide desde las canteras de Tera. No habla concretamente de ella; pero se estima que si, dada la datación. Es curioso el que esté escrito como si de un diario se tratara; y además en plan poético. Es también de notar que en esa época los únicos que al parecer sabían escribir eran los escribas y algunos de la alta sociedad; no todos, según lo que nos han hecho saber los egiptólogos. Y sin embargo, un capataz al mando de 40 hombres, escribe un diario.

Y ya han surgido los de siempre. Aquellos que no han tardado nada en publicar que ahí está la prueba definitiva de que las pirámides de Giza las construyeron los egipcios. ¡Pues no señor! Sáquenlo del museo y háganle más pruebas.

Esa misma expresión soltaron cuando encontraron el papiro de Ifrur. Lo presentaron como la gran evidencia. Todo partió con Allan Henderson  Cardener (egiptólogo inglés) que especula con la palabra original = “decorar, animar, revestir, reconstruir o reparar” Pero a su libre albedrio, supone que lo que en realidad Ifrur quería decir era construir. Como si el equivocado hubiera sido Ifrur. No él.

A partir de ahí todos dieron por hecho de que era construir. Sin ninguna aclaración como confirma el egiptólogo Georgius Díaz Montejano, que dice que no se encuentra en el texto ninguna palabra cuyo significado sea construir. Lo que nos dice es que las dos manos de los hombres decoran o restauran las pirámides. (De esta forma se ha distorsionado la egiptología)

En el año 1850 August Marie descubrió una estela de piedra caliza en un templo cercano a la gran pirámide. Data de la dinastía 26ª; muy posterior a la 4ª. Pero el texto pudo haber sido copia de otro muy anterior en la época de Keops. (Pues es Keops quien habla en su nombre) Y parece decir que las pirámides ya existían y se limito a repararlas.

Inicio de la estela. Que dice así = “¡Viva Horus Medyedu! Rey del Alto y Bajo Egipto. ¡Kufu tocado de vida! El encontró el templo de Isis. Señora de las pirámides. Al lado de la casa de la esfinge. Al lado del templo de Hurur; en el noreste del templo de Osiris señor de los Etau. El construyó su pirámide al lado del templo de esta diosa y construyó la pirámide de la hija real al lado de este templo. …”  Por tanto, se entiende que era de la diosa Isis y ya estaba allí. Osiris e Isis eran hijos del dios creador Ra.

Robert Podal, las data en 12.500 años de antigüedad por su correlación con Osiris. Los egiptólogos ya no lo rebaten. Y yo voy más lejos: Teniendo en cuenta la precesión de los equinoccios que hacen el recorrido completo de una circunferencia cada 25.776 años; periodo conocido como año platónico; ¿Por qué no nos atrevemos a añadirle algún año platónico más? ¿o varios? Veamos por qué.

Veamos el canon real de Turín. La piedra de Palermo. Las crónicas de Meleton y las de Julio Africano. (Y es una lástima que Teodosio I en el 395 d.C. ordenara quemar lo poco que ya quedaba de Alejandría – en honor a la verdad divina. – como ya habían hecho antes otros; con otras bibliotecas.

En todas estas fuentes figuran listas reales de todos los reyes de Egipto; y además una lista de dioses y semidioses que gobernaron también este país hasta unos 20.000 años antes de Menes; que fue el primer, digamos faraón, que unificó el Alto y Bajo Nilo. La egiptología considera estas pruebas como mitología y que los dioses y semidioses no existieron. Lo único es que le dan un periodo en años exacto como si hubieran existido.  ¡Nuevamente quieren que nos traguemos su estrechez de mente!

En cambio, no dejo de admirar que los estudiosos de la cultura sumeria parecen tener una mente más abierta. Y parten del principio de que aquello se originó con los annunaki. Gente del cielo que nos visitó. Y de la que la biblia se nutrió.

Veamos una recreación de los dioses que figuran en estas listas.

DIOSES EGIPCIOS

Volver arriba